El Gobierno de Aragón estima sólo una parte de las alegaciones de TICCIH sobre la Declaración de la Factoría Averly como Bien Catalogado

El Gobierno de Aragón estima sólo una parte de las alegaciones de TICCIH sobre la Declaración de la Factoría Averly como Bien Catalogado

averlySólo una parte de las alegaciones que TICCIH- España presentó al Gobierno de Aragón en el trámite de declaración de la Factoría Averly como Bien Catalogado han sido estimadas. Así lo trasmitió la Dirección General de Patrimonio Cultural en su respuesta, en la que se atiende únicamente a la solicitud de «ampliación de bienes inmuebles a un mayor número de modelos que  que son respresentativos de la faceta como casa constructora de maquinaria de la Factoría Averly».

TICCIH defiende que «es necesario destacar la existencia de casi todos los modelos de fundición elaborados para la producción de las diversas piezas que comercializa desde su fundación, además de piezas de repuesto y materiales que no han vendido». A este respecto, el Gobierno regional asegura que «se incluirán nuevos bienes muebles que no se incluyeron en la Resolución de 22 de agosto». Eso sí, no especifica a cuáles se refiere en concreto. Éste es el único punto que se ha tenido en cuenta, pese a que la petición de TICCIH se planteó más ambiciosa.

Las otras alegaciones que esta asociación presentó, y que no fueron atendidas, señalaban la conveniencia de «declarar la Factoría Averly como Bien Catalogado en toda su extensión por cuanto que, a la vista de la documentación obrante en el expediente administrativo, ha quedado debidamente acreditado que dicho conjunto (compuesto por las naves de trabajo, el archivo y los bienes muebles) cumplen con los criterios de integridad y de autenticidad reconocidos internacionalmente para la conservación del bien en su conjunto». Del mismo modo, se solicitaba «la declaración como bien catalogado del Patrimonio Cultural el conjunto histórico de carácter industrial de la Fundición Averly para conservar el conjunto de inmuebles y de bienes muebles así como para garantizar la unidad de su archivo».

La postura de la Dirección General de Patrimonio Cultural a este respecto es muy distinta, sin embargo, puesto que considera que con la catalogación anunciada «queda perfectamente preservado», recordando además que «el objetivo principal de su protección es la conservación de esta memoria industrial, así como su acercamiento a la sociedad para la que ha trabajado más de 150 años».  Un fin que, a su entender, queda cubierto. De este modo, manifiesta el escrito: «Consideramos perfectamente representada la esencia de la factoría con la protección establecida, pues todos y cada uno de los elementos esenciales quedan recogidos en ella: portada y acceso; vivienda/jardín; taller de maquinari o ajuste; 3 redes internas de funcionamiento (fuerza motriz hidráulica, red de transporte y red de transmisión mecánica); bienes muebles: maquinaria, modelos, moldes, productos finales, archivo documental de la empresa en sus 150 años de evolución y la memoria del trabajo (documentación, estudios, fotografías, entrevistas, audiovisuales).

Ante esta decisión, desde TICCIH España queremos seguir insistiendo en la enorme importancia que esta factoría tiene, no sólo en su convervación, sino también en la necesidad de darle un uso. Tarea que corresponderá a la administració regional, así como a sus nuevos propietarios.

Recordamos, además, que desde la plataforma de defensa de Averly y otros colectivos sociales y ciudadanos relacionados con el mundo cultural continúan las acciones que insisten en la importancia de preservar el conjunto industrial, uno d ellos 100 bienes mas representativos del patrimonio industrial en España..